domingo, mayo 13, 2007

¡La corrupción no descansa, el domingo también hay tranza!

¡Hola aventureros! Su bwana está muy pero muy enojada, pues este domingo fuí víctima junto con mi prima y mi mamá de la corrupción, ya ni el domingo perdonan esas ratas de dos patas que sólo andan buscando a quien molestar y de dónde tranzar.
Todo comenzó por la tarde de hoy, veníamos circulando felizmente después de comprar unas cositas en Hermanos Vázquez del Toreo y para regresarnos a Polanco, nos metimos en una calle que hay detrás que nos iba a sacar hacia Río San Joaquín, pero no contábamos con que esa zona es una trampa para los conductores que circulan por ahí.
Pasamos hacia la zona donde entran y salen las peseras y camiones del Metro Toreo, por error, pues no vimos ningún señalamiento que indicara que ahí no pueden circular autos particulares y cerca de uno de los puestos del lado izquierdo de la calle, estaban sentadotes y echando la flojera 4 polis gordos con uniformes negros, que como buitres se dejaron caer sobre nosotros y nos pidieron que nos orilláramos.
Con una actitud muy prepotente y grosera, uno de los polis le pidió a mi prima su licencia y su tarjeta de circulación, que porque habíamos entrado a una zona prohibida y que era delito, por lo que teníamos que pagar una multa de 15 salarios mínimos y que el auto se iba al corralón.
Nosotras le indicamos al oficial que no había ninguna señalización de que no podíamos pasar, e incluso le hicimos notar que habían varios coches entrando y saliendo de la zona, que por ver que venimos 3 mujeres solas se les hace muy fácil detenernos y ver qué nos sacan.
Uno de los polis, con marcado acento costeño, nos comenzó a dar de gritos y de plano nos hizo reír, diciendo que a ver cómo le hacíamos pero que era delito y que no podíamos irnos sin dejar el auto con ellos. ¡Qué chistositos! ¿no? No eran policías de Tránsito para detener el vehículo ni para aplicarnos una sanción y además no detuvieron a ninguno de los coches que vimos pasar, y luego nos dijo que dejaba a nuestro criterio cuánto le dábamos. ¿Pueden creerlo?
Le dijimos que nos enseñara el reglamento y los señalamientos donde decía que no podíamos circular por ahí y se puso como energúmeno a gritar y a decirnos casi casi idiotas, todavía le dijimos bueno entonces nos hace la multa y la vamos a pagar a Tránsito y dijo que no. Y conforme se iba enojando nos iba dando más y más risa.
De plano mi prima le dijo que como lo dejaba a nuestro criterio, sólo le iba a dar para el chesco y fueron sólo 50 pesos y que se diera por bien servido, porque no iba a permitir que la detuvieran sin haber cometido algún delito. Aceptó medio de malas los 50 pesos y no contento con su actitud grosera, nos dijo que adelante había otro retén con compañeros y que si no les dábamos la clave para pasar nos volvían a detener... ¿quería acaso meternos miedo? De plano le dijimos que ya que le habíamos dado su mordida que nos diera la clave y sólo dijo "Clave Azul" y nos dejó ir, todo enojado mientras nosotras nos empezamos a reír de plano de la actitud tiburonezca de estos uniformados que sólo estan viendo a quien friegan.
En serio que la corrupción está gruesa, ni el domingo respetan estos "representantes de la autoridad" que no sirven mas que para sacarle dinero a uno y a tratar de intimidarlo con su actitud grosera y prepotente.
Así que ya saben, si se encuentran circulando por la zona del Toreo, tengan mucho cuidado de los polis que andan por ahí, pues con la mano en la cintura te detienen y te quieren sacar lo más posible de dinero y uno sin deberla ni temerla. Y si los pasan a la báscula y les quitan lana por mordida, denúncienlos ¡¡MUCHO OJO!!
¡Hasta el próximo post!

3 comentarios:

Megara dijo...

jaja pues si..pinches mordelones. Así son..así son, más bien sól ote paran para que les des algo de dinero..qué chafa.

el_x dijo...

Ey ey ey.
Yo los he visto un chingo de veces, con sus panzotas, su grasa y su bronceado permanente.

Si hay señalización dónde se prohibe el paso a particulares, motocicletas y taxis del d.f. pero tendrías que buscarlos detras de algún puesto; yo los he visto.
Pero ya sabes; no estan para ayudar a la sociedad, sino para chingarla.

Algo más: No son policias, sólo son guardias del metro, en serio.

Linda dijo...

Hijos de suuu...
Neta no les hubieran dejado nada. Yo me subia al coche y me arrancaba y los amenazaba con denunciarlos.