miércoles, octubre 04, 2006

Ya no existen las personas educadas...

Hola mis habitantes de la jungla de asfalto, hoy les tengo otro comentario sobre la vida en la ciudad. El día de ayer me aventuré hacia Santa Fe, collarín puesto y todo y pude darme cuenta de la falta de buenos modales que hay entre la gente estos días.

Ninguna persona me cedió su lugar, siendo que ando lesionada y con necesidad de permanecer sentada en lugar de ir de pie, hasta que una ancianita, que realmente necesitaba más el lugar que yo, me dijo cariñosamente que me sentara porque ella iba a bajar dos cuadras más adelante.

Me dio mucha ternura y acepté sentarme en su lugar, y me puse a pensar en cómo habiendo tanta persona y sobre todo hombres, ninguno tuvo la amabilidad de ofrecer su lugar.

En el metro fue igual, incluso un señor bastante joven estaba sentado en el lugar que está asignado a personas con alguna discapacidad, ancianos, mujeres embarazadas, etc. y al verme cerca de él solamente se volteó para el lado contrario y no se paró en todo el trayecto. Ahí mejor una niña se puso de pie y me dio su lugar.

Me imagino que eso es cuestión de la educación que recibimos en nuestra casa, ya que a mi por lo menos me enseñaron a ceder mi lugar a personas mayores, lesionadas, embarazadas o mujeres cargando un bebé.

Ojalá y también enseñaran eso en las escuelas y se retomara todo esto, pues es algo triste darse cuenta de que en esta ciudad no hay buenos modales y que las personas educadas están en peligro de extinción...

Nos vemos en el próximo blog!

2 comentarios:

the lines on my face dijo...

Pues si mujer, así pasa, sé de algunos países en europa que han llegado a multar para retomar ese poco de cortesía restante en el mundo... pero es una epidemia global... oye, ya dile a otros que te comenten, soy la única comentando, jajaja

Ari dijo...

¡Hola! ¿Cómo estás?

Vengo del blog de Trinsky. Interesante tu crónica del accidente y ésta en que te comento. Me permití comentar, porque al igual que tú, he andado con collarín por accidentes de coche (me han chocado por atrás, ni siquiera yo me he estampado, jaja) y no solo una vez. Puedo decirte que voy a establecer moda en collarines, jajaja... digamos que he usado de todos los tamaños, colores y... bueno, no sabores, pero tú me entiendes. Sin embargo, aquí seguimos de pie, jejeje...

Qué lamentable es escuchar -leer- esto que comentas, que ningún "mexicano" se dignó a cederte lugar, hasta que mejor una ancianita y una pequeña lo hicieron... Como bien dices, es cuestión de valores y de calidad humana... ¿Qué pasa con la "juventud" y los "adultos"? ¡Es increíble!

En mi primer accidente me asisitió la Cruz Roja de primera instancia. Yo siempre he donado en sus alcancías y obtengo mis "fabulfantásticas" estampitas. Y te juro que desde ese accidente he donado más. Si no hubiese sido por ellos, no sé qué habría pasado. En fin, eso es otra historia.

Cuídate mucho y sigue las indicaciones de tu Doc. No dejes de tomar tus medicinas y al final, por favor, no dejes las terapias. Te lo digo -y no orgullosamente- por experiencia.

Abrazos de Bichillo y Besitos Tonic...


http://arisoul.spaces.live.com/