martes, julio 04, 2006

Uy las Leyendas Urbanas...Parte I

Hola mis habitantes de la jungla de asfalto, esta noche, su bwana les trae para las lluviosas y algo tormentosas tardes de verano un tema algo escabroso y a su vez sumamente interesante: las Leyendas Urbanas. Navegando por la red e invetigando un poco, ésto fue lo que encontre:

Primero que nada vamos a definir a las leyendas urbanas: Son esas historias que circulan de boca en boca (y en los últimos años a través del correo electrónico) y que mucha gente da por descontado que son ciertas. Se tratan de relatos que brotan por doquier, muy antiguos a veces, en continua transformación siempre; suponen una forma contemporánea, vivísima, de folklore; presentan como sucesos ciertos, historias creíbles, a menudo referidas a un conocido de un conocido y que expresan a manera de una fábula moderna preocupaciones cotidianas. A estas leyendas nunca suele faltarles una buena moraleja, explícita o no: a todos, llegado el caso, podría llegar a pasarnos algo así...

El hecho de que hay muchas historias de este tipo circulando por ahi es porque parecen tener un extraño y poderoso atractivo para la mayoría de la gente. Tan fuerte que si pones en Google "urban legends" salen aproximadamente 16.000.000 referencias. Puede que la gente no llegue a creer realmente estas historias, pero la evidencia demuestra que se repiten y propagan rápidamente. El que no haya escuchado alguna leyenda urbana como la de que los celulares provocan tumores en el cerebro o que si pasas por cierta calle en la noche se te aparece una mujer fantasma en tu coche, o la que dice que revises los asientos traseros de tu auto antes de entrar en él porque puede que un loco con un hacha se esconda ahi, que levante la mano.

Caracteristicas:
Según UrbanLegends.com las siguientes son algunas de las características de las leyendas urbanas:
*Siempre le pasaron a un amigo de un amigo en inglés son llamadas FOAF tales (friend of a friend tales) "historias del amigo de un amigo". Justamente, siempre hay alguien que jura que le sucedieron a un amigo suyo, pero nunca hay nadie a quien le haya sucedido personalmente. Aunque algunas veces sucede que hay personas que aseguran haber visto los sucesos que describe la leyenda, a pesar de que ésta sea falsa.
*Incluyen elementos de horror y/ o de humor (el horror frecuentemente "castiga" al que se burla de las convenciones sociales). Generalmente cuentan historias sobre peligros terribles que nos acechan, por ejemplo, salir a tomar algo con una chica y terminar con los riñones extirpados; o traerte un bonito perro de tu viaje a Pakistán y que resulte ser una rata enorme.
*Aparecen misteriosamente Nadie sabe de dónde salen, no hay ninguna fuente donde comprobarlas pero todo el mundo las conoce.
*Son buenas historias para contar.

Y en su adaptación a Internet agregan algunas características especiales:
*Incluyen frases con alertas catastróficas tipo "Tengan mucho cuidado!!!" "No hay cura!!!" Citan fuentes indiscutibles como la CNN o la Policía de Nueva York, pero no ponen ningún link para chequear la información. Finalmente, y para responder al objetivo para el cual fueron escritas, piden que las reenvíes a todos tus contactos.

*Están en el límite de la credibilidad. La mayoría de las leyendas urbanas son falsas pero algunas toman elementos de la realidad o están basadas en algún hecho real. Casi todas suenan un poco increíbles o absurdas pero podrían ser perfectamente ciertas. Por otro lado, no dejan de ser historias interesantes y atrapantes, pero no deben ser creídas y mucho menos, reenviadas por correo electrónico.

En la parte II de este apasionante tema, nos adentraremos un poco en el origen de las leyendas urbanas como parte del folclore citadino y les voy a contar las más comunes y populares.

¿Alguno de ustedes ha escuchado alguna leyenda urbana digna de ser transmitida? Háganmela llegar mediante sus comentarios y opiniones.

Espero les guste el tema, que tengan bonita noche y sueñen con los angelitos...

2 comentarios:

the lines on my face dijo...

jajaja, buen tema, no me sé ninguna leyenda urbana, o el cuento de la llorona cuenta como tal???
cuídate mucho y a ver si luego hablamos. :0)

unemployable dijo...

pues yo conozco a un amigo que tiene un amigo que le pasó lo del riñón jeje